En la tarde-noche del jueves el intendente Gerardo Cipolini puso a disposición de los vecinos la escultura “Yaguareté”, la misma consta de una mamá con sus crías y fue realizada por el artista Rubén Darío Marcoff.

 

La obra se encuentra ubicada sobre avenida 33 entre 22 y 24 y es la segunda de la serie de esculturas que forman parte del programa creado por el secretario de Gobierno Municipal, Bruno Cipolini, que propone la realización de animales autóctonos en distintos puntos de la ciudad. Cabe recordar que en el mes de marzo se inauguró la primera escultura de la serie, un Tapir también junto a su cría, el objetivo es transformar la avenida Juan Domingo Perón (33) en un jardín botánico al aire libre.

 

El acto estuvo encabezado por el intendente Gerardo Cipolini y contó con la presencia del presidente del Concejo Deliberante, Pedro Egea; el secretario de Gobierno, Bruno Cipolini; el escultor Rubén Darío Marcoff, concejales, funcionarios municipales y vecinos de la zona.

 

La bendición estuvo a cargo del pastor Alejandro Barúa y el diácono Nelson Ris. En la oportunidad la vecina Elsa Teijeiro agradeció al Intendente por la obra que embellece la ciudad.

“Señor Intendente quiero felicitarlo por la ciudad, está hermosa, lo felicito por la obra que es algo maravilloso, extraordinario y tenemos que cuidarlo porque fue hecha con mucho amor”, dijo la vecina.

 

Por su parte Darío Marcoff comentó que la obra está hecha de concreto, diseñada para larga durabilidad.

 

 

“Hace muchos años no me podría imaginar la posición que tendría el arte escultórico en este momento, me sorprende el apoyo y el agrado que tiene cada obra que conquista el espacio urbano y es destacada por los sáenzpeñenses y turistas que visitan la ciudad. Señor Gerardo Cipolini, gracias por la confianza y por el anhelo que tiene por construir un espacio inspirador”, sostuvo el Escultor.

Al hacer uso de la palabra el Intendente destacó la obra de arte e hizo una breve reseña de lo que era la avenida 33 hace 20 años atrás.
“Era una huella de difícil circulación y esta obra, la pavimentación de la avenida 33, que forma parte de una de las obras más importantes de mi antecesor Carim Peche, a lo largo del tiempo la complementamos con este paseo que es una mezcla producto del tradicional estudio elaborado por Carlos Tays, que imaginaron, no solo esta senda sino que como complemento de ella imaginaron un jardín botánico al aire libre, que estamos gradualmente construyendo”.
 
Respecto a esta obra, destacó la capacidad del artista y adelantó que próximamente se comenzará con la escultura del Oso Hormiguero.
 
“Imagínense que está hecha de concreto y darle vida al concreto no es nada fácil y Darío lo hace de una forma extraordinaria, comenzamos con el Tapir, seguimos con el Yaguareté y dentro de poco vamos a ver al Oso Hormiguero también en esta avenida. Esta obra que hoy ponemos a disposición de los sáenzpeñenses y se convierte en un orgullo más de un Sáenz Peña que crece y se transforma”, finalizó Cipolini.