Un trabajo de investigación del periodista chaqueño Gabriel Bobis expone la delicada situación, más aun teniendo en cuenta que la problemática parece radicalizarse en jóvenes. La tasa de homicidio quedó al borde de lo que para la OMS sería una epidemia.

 

 

58 fueron los homicidios que se hicieron públicos durante la cuarentena en Chaco, que arrancó a mediados de marzo. Si bien desde organismos oficiales alcanzaron a rescatar que justamente por el aislamiento social, preventivo y obligatorio bajaron niveles de accidentes de tránsito, por ejemplo, lo que permitía tener más recursos para atender a pacientes con Covid-19, lo cierto es que las riñas y violentas peleas callejeras continuaron siendo un problema importante.

 

Tan importante que desde el inicio de la cuarentena al 20 de septiembre se registraron 58 homicidios en la provincia, lo que elevó a niveles realmente alarmantes la tasa que lo mide, superando por mucho la media provincial que rondaba los cinco casos cada 100.000 habitantes.Imagen de archivo - La policía trabajando en el lugar de uno de los homicidios El período tomado por Bobis abarca 187 días y, tomando en cuenta la cantidad de habitantes de la provincia según estimaciones del Instituto Geográfico Nacional, con los 58 homicidios la tasa se ubica en los 9,4 casos cada 100.000 habitantes. Pero además del alto índice, hay un dato que le da un carácter aún más inquietante, que es que para que la Organización Mundial de la Salud (OMS) los homicidios se consideran una epidemia cuando la tasa que los mide supera los 10 puntos, lo que significa que Chaco está a 0,6 de eso Así las cosas, el trabajo de Bobis resalta que "desde el anuncio de la cuarentena hasta el 20 de septiembre se hicieron públicos 58 homicidios. 18 de ellos ocurrieron en Resistencia, 7 en Sáenz Peña y 6 en Fontana, siendo estás las ciudades con mayores casos". 
Por otra parte, se desprende también que el promedio de edad de las víctimas es de poco más de 27 años, siendo un pequeño de 10 la víctima más joven en lo que fue un caso estremecedor, mientras que Analía Donner es la de más edad. El 50% de las personas asesinadas tenía entre 21 y 30 años.También se logró conocer que un 48 de las víctimas fatales fueron hombres (81%) y 10 mujeres. 
En cuanto a la modalidad del homicidio, el 47% de los hechos fue perpetrado con armas blancas, un 29% con el uso de la fuerza, estrangulamiento, violación y un 24% con armas de fuego.El primer hecho se registró el sábado 4 de abril, en Corzuela, donde la policía encontró a una pareja sin vida; la mujer con un corte en el cuello y el hombre con un disparo. El último suceso fue el 20 de septiembre, cuando encontraron un cuerpo de un joven sin vida y con heridas de corte
Las tasas de homicidios dolosos a nivel nacional -entre 2014 y 2019- presentadas por la ex ministra Bullrich Fuente: Ministerio de Seguridad
 
Ante este oscuro escenario, será una problemática donde las autoridades deberán realmente poner el ojo y trabajar en políticas que logren bajar el preocupante índice de homicidios que tiene la cuarentena.Fuente:DiarioChaco