El ex presidente de la Corte Suprema de Justicia, reconoció que el aislamiento es válido pero debe estar limitado en el tiempo. Y alertó: "No puede ser un estado de excepción. Acá hay un riesgo de autoritarismo a nivel mundial"

El ex presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, advirtió esta mañana sobre la necesidad de rediseñar la estrategia respecto al aislamiento y recordó que "los gobiernos no pueden avanzar sobre las libertades individuales". En este sentido, señaló la importancia de enfocar los esfuerzos en los lugres donde se transmite el virus.

"En Argentina tuvimos una cuarentena rígida y ahora donde se puede liberar hay que liberarla porque no puede ser permanente", afirmó Lorenzetti y recordó que "las medidas son válidas por la emergencia pero tienen que estar limitadas en el tiempo, no pueden ser un estado de excepción. Acá hay un riesgo de autoritarismo a nivel mundial, si la emergencia se prolonga en el tiempo".

Aunque destacó que "en Argentina se ha actuado dentro del Estado de derecho" reconoció que se está en una etapa de transición. "La regla general hoy es que la limitación de la circulación y la limitación en las libertades tiene que terminar y enfocarse en los lugares donde se transmite el virus", afirmó.

El sábado por la noche, el presidente Alberto Fernández anunció la extensión de la cuarentena hasta el 7 de junio. Con los contagios en aumento, habrá nuevas restricciones para el AMBA, donde habrá que volver a tramitar el certificado para circular, y se restringirá el tránsito no esencial. Sin embargo, en otras zonas del país la situación es muy distinta.

En este marco, Lorenzetti reiteró que las restricciones pueden ser temporales pero siempre limitadas en el tiempo. "En Argentina hay zonas donde no hubo casi contagio local y ahí no se justifica la cuarentena", insistió en declaraciones a CNN Radio.

"Tenemos situaciones en todo el país donde se comenzó a liberar la cuarentena y se comenzó a trabajar. En la etapa que viene hay que concentrarse en los lugares de riesgo. Hay que salir de la cuarentena global e ir a una limitación específica en los lugares donde se expande el virus: el transporte público, los geriátricos, en lugares de extrema pobreza o donde es muy difícil el control del aislamiento", añadió.

En este sentido, el miembro de la Corte Suprema agregó que está participando de foros internacionales en los cuales ya se está trabajando sobre el futuro y qué tipo de salida hay para el día después.

"Hay un gran consenso a nivel planetario sobre la aplicación de la cuarentena y de ampliar la oferta sanitaria para que los ciudadanos no tengan negación de servicios médicos, pero el problema es qué va a pasar más adelante. La economía mundial se ha parado y cómo se sale de esto. No vamos a poder volver a la misma economía de antes", planteó Lorenzetti.

En este sentido, dijo que los gobiernos de todo el mundo tomaron medidas drásticas porque no se conoce bien lo que está pasando. "La salud humana está muy vinculada a la salud de la naturaleza. Pero estamos frente a un evento coyuntural y extraordinario o estamos ante un proceso evolutivo donde la naturaleza nos muestra sus límites y debemos cambiar nuestro modo de obrar en la economía y en el Estado de derecho", se preguntó.

Desde su punto de vista, en los últimos años hubo un quiebre de la frontera entre la naturaleza y el humano y las enfermedades que antes estaban concentradas en una región específica, ahora se transmiten rápidamente por aviones, trenes, colectivos. Pasan de un país a otro en pocos días y se convierten en un problema global.


Fuente; Infobae