La zona de no intervención en el mercado de divisas tendrá un piso de $ 39,75 y un techo de $ 51,45. La decisión, comunicada por el titular de la entidad, Guido Sandleris, cuenta con la venia del FMI.

 

El Banco Central anunció que congela desde este miércoles y hasta fin de año los límites de la zona de no intervención en el mercado cambiario al nivel de este lunes -es decir con un piso de $ 39,75 y un techo de $ 51,45- y que se abstendrá de comprar divisas, hasta el 30 de junio, por debajo del límite inferior.

Estas dos modificaciones se sumarán al esquema monetario que lleva adelante la entidad desde el 1 de octubre pasado para reducir la inflación.

Así lo anunció este martes a la tarde el presidente del BCRA, Guido Sandleris, al presentar el Informe de Política Monetaria (IPOM) de abril y luego de que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos diera a conocer que el Indice de Precios al Consumidor (IPC) de marzo alcanzó el 4,7%, algunos puntos por encima de las estimaciones privadas.

Las dos nuevas medidas complementan las anunciadas hace un mes por Sandleris orientadas a prolongar hasta fin de año el crecimiento cero de la base monetaria.

El titular del BCRA afirmó que la entidad fijó hasta fin de año los límites de la zona de no intervención en el mercado cambiario al nivel de hoy, es decir de $ 39,75 de límite inferior y de $51,45 del superior, por lo cual la banda de flotación de la divisa "a partir de hoy pasa a ser plana hasta fin de año".

La segunda medida anunciada refiere a que la entidad se abstendrá de comprar divisas por debajo del límite inferior en el mercado cambiario hasta el 30 de junio, por lo cual no intervendrá en caso de que la cotización del dólar descienda de $39,75 por unidad.

Sandleris, además, ratificó que el BCRA va a "continuar impulsando la competencia en el sistema bancario" para lograr que las tasas de referencia que surgen del esquema monetario se transmitan mejor a las otras tasas del sistema, un incentivo que ya fuera anunciado la semana pasada.

Sandleris aseguró en la conferencia de prensa que el alza inflacionaria del primer trimestre del año es "un fenómeno transitorio" y que "falta muy poco para que la inflación tome un sendero descendente", al anunciar medidas para profundizar la política monetaria que lleva adelante la entidad.

Minutos después de que el Indecdiera a conocer que la inflación de marzo alcanzó el 4,7%, Sandleris aseguró que "por un tiempo (la inflación) va a ser más alta" de lo que le gustaría a la entidad pero "va a comenzar a bajar para dar vuelta este presente y la historia inflacionaria del país quede atrás".

Finalmente, el funcionario expresó que para la entidad es "improbable que se observe una dolarización significativa" durante el proceso electoral de este año al afirmar que "ya ocurrió" ese pasaje de carteras de pesos a dólares, en particular de los inversores no residentes.