El juez en lo penal económico Javier López Biscayart procesó sin prisión preventiva al detenido Lázaro Báez y a sus hijos Martín, Leandro y Luciana por evasión fiscal a raíz de multimillonarias deudas impositivas en su grupo empresario entre 2008 y 2014.

 

El juez de primera instancia embargó a Báez por 2000 millones de pesos en un fallo que alcanzó además a ex directivos de las empresas investigadas, informaron fuentes judiciales. 

Tanto Lázaro Báez como su hijo Martín, también detenido en la causa conocida como "ruta del dinero K", quedaron embargados por 2000 millones de pesos, mientras que los otros dos hijos por 700 millones.

El delito que se les imputa es "evasión fiscal agravada" en empresas bajo su órbita, como "Valle Mitre SA", "Austral Agro SA" y "Constructora Patagónica SA", entre otras.

Entre otras maniobras ilicitas, el juez enumeró la emisión de facturación falsa entre las firmas para justificar falsos gastos, falta de pago de impuestos y una maniobra cometida con un fideicomiso constituido en Belice para la supuesta construcción de un hotel, que no se hizo.

Además, López Biscayart sostuvo que hubo falsificación de declaraciones juradas y cómputo de crédito fiscal apócrifo.

Báez y sus hijos son juzgados actualmente por presunto lavado de dinero en la llamada "ruta del dinero K" .

Báez está preso desde hace tres años en esta investigación, y el Tribunal Oral Federal 4 que lo juzga prorrogó por ocho meses más esa medida.

Martín Báez, en tanto, estaba en libertad, pero el Tribunal ordenó detenerlo al detectarse supuestas maniobras para evadir embargos vigentes sobre los bienes de su familia.

 

Fuente: Télam.