El Fondo Monetario Internacional valoró la política que lleva a cabo el Gobierno nacional al indicar que está "dando fruto". Apuntaron que la "inercia inflacionaria" es "difícil de quebrar".

 

El Fondo Monetario Internacional elogió este viernes por la tarde la política impulsada por el Gobierno de Mauricio Macri al evaluar que está "dando fruto", aunque remarcó que "la inercia inflacionaria resulta difícil de quebrar".

En un comunicado en el que anunció la aprobación de la tercera revisión del acuerdo, Christine Lagarde, directora gerente y presidente del Directorio ejecutivo, aseguró que "hay indicios de que la recesión ha tocado fondo y se espera una recuperación gradual en los próximos trimestres".

Sin embargo, el organismo advirtió que "la inflación sigue siendo elevada; las expectativas inflacionarias están aumentando y la inercia inflacionaria resulta difícil de quebrar".

Asimismo, sostuvo que "el gobierno argentino dio muestra de su determinación de asegurar que la relación deuda pública/PIB se encuentra en una trayectoria sostenible, reduciendo el déficit primario de 2018 por debajo de la meta fijada en el programa".

Sin embargo, aclaró que "no obstante, a la luz de un nivel inferior al esperado del ingreso tributario en el primer semestre del año, será crítico actuar continuamente con prudencia en la ejecución de los planes de gasto y tomar otras medidas para incrementar los ingresos fiscales a fin que la posición fiscal de 2019 llegue al balance primario. Es necesario redoblar los esfuerzos por mejorar el marco fiscal a mediano plazo y la gestión de deuda".

"Tras unos meses de relativa estabilidad, la volatilidad financiera ha repuntado en las últimas semanas, dado que las condiciones financieras mundiales se han tornado menos favorables y los resultados en términos de la inflación han decepcionado. El BCRA reaccionó frente a esta situación recalibrando la política monetaria, manteniendo el crecimiento cero de la base monetaria hasta finales del año. Se ha elevado al Congreso una nueva carta orgánica del Banco Central que, de ser aprobada como ley, afianzará la credibilidad de la política monetaria", añadió Lagarde, de acuerdo al comunicado oficial del FMI emitido en Washington.

Expresó además que "las reformas del lado de la oferta son esenciales para lograr un crecimiento vigoroso, sostenible y equitativo y para mejorar los niveles de vida de la población argentina".

También consideró que "las prioridades incluyen esfuerzos adicionales por crear un sistema tributario menos distorsionador, promover una mayor competencia en los mercados internos de productos, eliminar las barreras al comercio internacional y a la inversión extranjera, afianzar la gobernabilidad, hacer frente a la corrupción y promover la equidad de género".

Durante la mañana de este viernes, los directores de los países miembros del Fondo se reunieron para ver cuestiones específicas, pero se descontaba que el informe confeccionado por el economista Roberto Cardarelli iba a ser aprobado sin problemas.