El Xeneize y los brasileños, rivales en octavos de la Libertadores, se cruzaron varias veces en los últimos años, con Tevez y Riquelme como protagonistas.

 

Mirá cómo está el historial y quién es favorito...Boca ya conoce su rival para los octavos de final de la Copa Libertadores. Será el Inter de Brasil, dirigido por Eduardo Coudet, que viene de caer 2-1 frente a la Universidad Católica de Chile en el cierre del Grupo H. Será la tercera vez que el Xeneize y el conjunto gaúcho se vean las caras en una competencia internacional. El historial viene parejo: sobre seis enfrentamientos, los brasileños ganaron tres, Boca ganó dos y empataron el restanteEl primer duelo copero se dio en semifinales de la Sudamericana 2004, que terminó justamente en manos del Boca del Chino Benítez. En la ida, el Xeneize arrancó perdiendo en la Bombonera, pero pudo darlo vuelta con tantos de Cristian Traverso, Clemer en contra, Martín Palermo y Neri Cardozo. Y una semana más tarde se trajo la clasificación de Porto Alegre tras igualar 0-0 en el Beira Río. Aquella Sudamericana fue el último certamen que disputó Carlos Tevez antes de ser transferido al Corinthians.Un año más tarde, Boca e Inter volvieron a medirse en los cuartos de final de la Sudamericana 2015 y otra vez la serie quedó en manos del Xeneize. En ese caso, con Alfio Basile en el banco. El equipo del Coco jugó un partidazo en Brasil y mereció ganar por varios goles de diferencia, pero se durmió en el último centro de la noche y Fernandao marcó el 1-0. Al final, el Xeneize se tomó revancha en el Templo y otra vez festejó por cuatro: con tres de Rodrigo Palacio y uno de Palermo, se sacó de encima a un rival duro y enfiló rumbo al bicampeonato.La última vez que argentinos y brasileños se enfrentaron oficialmente también fue por Copa Sudamericana, pero en la edición del 2008. En esa oportunidad, el equipo de Carlos Ischia cayó en los dos partidos: 2-0 en Porto Alegre (expulsión a Tito Noir) y 2-1 en la Bombonera (gol de Juan Román Riquelme de penal y roja a Forlin). Como premio consuelo, el Xeneize se consagró un mes y medio después en el Apertura, tras aquel famoso triangular desempate junto a Tigre y San Lorenzo.

Ahora, el Boca de Miguel Angel Russo y el Inter de Coudet y Andrés D'Alessandro se cruzarán por primera vez en el máximo certamen continental. El Xeneize, en busca de la séptima Libertadores de su historia. Los brasileños, con el sueño de levantar su tercera copa después de nueve años de sequía. Para los dos será una para bravísima pensando en lo que viene.

Fuente, Diario Ole